Noticias
BRASIL
Sergio Arnoud, dirigente de la CSPB de Brasil y secretario general adjunto de la CLATE.

2018-01-25

Sergio Arnoud: “La condena al ex presidente Lula es un daño a la democracia”


El dirigente de la Confederación de Servidores Públicos de Brasil (CSPB) y secretario general adjunto de la CLATE, Sergio Arnoud, lamentó la ratificación de la condena al ex presidente Lula y afirmó que “el poder judicial no puede ser utilizado como un instrumento ideológico”. También llamó al movimiento sindical a seguir luchando para defender los derechos sociales del pueblo brasileño.


Prensa CLATE


Los tres jueces de la Sala 8 del Tribunal Regional Federal 4 de Porto Alegre ratificaron este miércoles la condena al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva y ampliaron a 12 años y un mes la pena de prisión dictada en primera instancia por el juez Sergio Moro. Lo hicieron pese a reconocer que no hay evidencias materiales que prueben las acusaciones.

 

“Lamentamos profundamente la condena al ex presidente Lula y su consecuente alejamiento de las elecciones presidenciales, porque consideramos que es un daño a la democracia”, expresó el dirigente estatal brasileño, Sergio Arnoud. “No estamos de acuerdo con la judicialización del movimiento sindical, ni del movimiento político”, añadió.

 

Con este fallo, el líder del Partido de los Trabajadores, quien lidera las intenciones de voto para las elecciones presidenciales de octubre, podría quedar fuera de la contienda, debido a la ley de “ficha limpia”, que inhabilita a quien tenga una condena ratificada en segunda instancia. Sin embargo, el ex mandatario aún tiene dos instancias de apelación ante el Supremo Tribunal de Justicia y el Supremo Tribunal Federal.

 

Para el dirigente de la CSPB, el poder judicial no puede ser utilizado como un instrumento ideológico, sino que debe ser un instrumento al servicio de la sociedad. “El combate a la corrupción debe darse en todos los niveles, pero en el marco de la ley, no con un sesgo ideológico”, aclaró.

 

En ese sentido, Arnoud recordó que el actual gobierno brasileño “tiene en un sinfín de acusaciones de corrupción y pruebas en su contra” y que la nueva ministra del Trabajo, recientemente designada por el presidente Michel Temer, está acusada de violar leyes laborales.

 

“Creemos que el movimiento sindical debe hacer una evaluación urgente de esta situación y de las consecuencias que implica para la sociedad brasileña en general y, en particular, para la clase trabajadora”, señaló el representante gremial.

 

“Ya nos están golpeando duramente con el retroceso político y jurídico en materia laboral y previsional, y no podemos quedar inertes viendo el desmantelamiento de los derechos sociales de los trabajadores y del pueblo brasileño”, agregó.

 

“El movimiento sindical tiene que enfocarse ahora en la defensa de los derechos de los trabajadores, en revertir muchos puntos de la reforma laboral y en frenar la reforma previsional, así como defender una justicia sin sesgo ideológico”, concluyó.



Compartir en FB
<anterior            próxima>